Actualmente se dispone de un tratamiento eficaz para los millones de personas que padecen los prolongados síntomas de la COVID-19

El ensayo clínico recientemente publicado es el primero que evalúa, diagnostica y trata de forma exhaustiva las afecciones neurológicas en personas que experimentan síntomas debilitantes y persistentes de la COVID-19

The Villages, Florida, UNITED STATES


ORLANDO, Florida, July 12, 2022 (GLOBE NEWSWIRE) -- Aviv Clinics destaca un nuevo e innovador estudio que ha sido publicado en Scientific Reports, en el que se presenta un prometedor tratamiento para los síntomas de la COVID-19 de larga duración. El estudio utiliza el protocolo de evaluación y diagnóstico más completo que se haya publicado hasta la fecha en un estudio sobre la COVID-19 de larga duración. La COVID-19 de larga duración, caracterizada por síntomas que persisten más de tres meses después de contraer el virus, afecta hasta al 30 % de los pacientes infectados por el virus de la COVID-19. Para los millones de personas que sufren los síntomas de la COVID-19 de larga duración, el estudio ofrece nuevas esperanzas de recuperación a largo plazo.

El ensayo clínico prospectivo, aleatorizado, doble ciego y controlado con placebo se ha diseñado en torno a la oxigenoterapia hiperbárica (HBOT, por sus siglas en inglés) y ha sido llevado a cabo por Centro Sagol de Medicina e Investigación Hiperbáricas el Centro Médico Shamir y la Universidad de Tel Aviv. En el estudio participaron 73 pacientes con síntomas cognitivos posteriores a la COVID-19, como incapacidad para concentrarse, niebla mental, olvido y dificultad para recordar palabras o pensamientos deseados. Estos síntomas habían afectado significativamente a su calidad de vida y habían persistido durante más de tres meses tras una prueba RT-PCR que confirmaba la presencia de COVID-19. El estudio ha incluido evaluaciones exhaustivas de los cerebros de los participantes con resonancias magnéticas cerebrales avanzadas de alta resolución, pruebas cognitivas informatizadas y una evaluación global de los síntomas clínicos.

Los participantes se dividieron en dos grupos: 37 pacientes recibieron tratamiento con HBOT y 36 fueron asignados al grupo ciego y controlado por simulacro (se recibieron sesiones de placebo con aire normal). Los pacientes y los investigadores desconocían el protocolo de tratamiento designado. El protocolo de tratamiento único consistió en 40 sesiones diarias de HBOT, cinco sesiones por semana en un periodo de dos meses, en las que los pacientes entraron en una cámara de HBOT de varias plazas y respiraron oxígeno al 100 % por mascarilla a 2 atmósferas absolutas (ATA) durante 90 minutos con fluctuaciones de oxígeno.

El estudio sugiere que la COVID-19 puede causar una lesión cerebral crónica que afecta a las regiones del cerebro responsables de la función cognitiva, el estado mental y la interpretación del dolor. En el estudio publicado, los pacientes tratados con HBOT presentaron una mejora significativa en su función cognitiva global y una mayor mejora cognitiva relacionada con sus regiones cerebrales específicas dañadas, responsables de la atención y la función ejecutiva. También se demostró una mejora significativa en el ámbito de la energía, el sueño, los síntomas psiquiátricos y la interferencia del dolor. Los participantes del grupo de control, que únicamente recibieron el tratamiento con placebo (simulado), no experimentaron una mejora significativa en sus síntomas persistentes de COVID-19 de larga duración. Los efectos beneficiosos del protocolo de tratamiento único pueden atribuirse a la neuroplasticidad y al aumento de la perfusión cerebral en las regiones asociadas a las funciones cognitivas y emocionales.

«El estudio sugiere que el desarrollo de afecciones posteriores a la COVID-19 relacionadas con el sistema nervioso central incluye lesiones neurológicas directas principalmente en los lóbulos frontales, la zona del cerebro que desempeña un papel importante en las funciones cognitivas y mentales. En la actualidad, sabemos que en algunos pacientes el virus puede penetrar en el cerebro a través de la placa cribiforme, la región del cráneo situada justo encima de la nariz, y desencadenar lesiones cerebrales crónicas que se manifiestan en forma de deterioro cognitivo, como niebla mental, pérdida de concentración y fatiga mental», explica el Dr. Shai Efrati, jefe del grupo de investigación, director del Centro Sagol y presidente del Consejo Asesor Médico de Aviv Scientific. «El estudio reveló que la HBOT puede inducir la reparación estructural y funcional de las regiones dañadas del cerebro y mejorar la función cognitiva, conductual y emocional de los pacientes que por desgracia padecen afecciones posteriores a la COVID-19».

Los protocolos y procedimientos de evaluación utilizados en este estudio clínico están disponibles en Aviv Clinics del centro de Florida y de Dubai y en el Centro Médico Shamir de Israel.

En octubre de 2021, la Organización Mundial de la Salud publicó una definición oficial de la COVID-19 de larga duración para referirse a la gama de síntomas nuevos, recurrentes o continuos tras la infección inicial por COVID-19. La definición incluye la disfunción cognitiva como uno de los síntomas comunes. Un estudio de la Universidad de Cambridge y Exeter destinado a reconocer las características neurológicas asociadas a la COVID-19 de larga duración informó de que el 78 % de los pacientes con COVID-19 de larga duración experimentaba dificultades de concentración, el 69 % manifestaba tener niebla cerebral y el 68 %, pérdida de memoria.

Ante el aumento de los casos de COVID-19 de larga duración detectados en todo el país, el presidente Joe Biden ha anunciado recientemente el lanzamiento de un plan de acción nacional de investigación sobre la COVID-19 de larga duración, en el que se pide al Departamento de Salud y Servicios Humanos que amplíe las investigaciones existentes sobre esta enfermedad y coordine una mayor atención a los pacientes.

«Millones de personas que se han recuperado de la COVID-19 experimentan síntomas incapacitantes que persisten durante semanas, meses o incluso años después de la infección original. Hasta la fecha, no se ha sugerido ninguna terapia eficaz. Nuestro estudio es el primer ensayo controlado aleatorio que demuestra una solución real para los pacientes con COVID-19 de larga duración», afirmó el Dr. Amir Hadanny, investigador jefe y responsable de operaciones clínicas globales de Aviv Clinics.

La COVID-19 de larga duración es una de las muchas afecciones que pueden tratarse mediante la HBOT. Estudios anteriores específicos sobre la HBOT han demostrado la capacidad de mejorar y tratar lesiones cerebrales como el ictus, las lesiones cerebrales traumáticas, el deterioro cognitivo relacionado con la edad y el TEPT en veteranos resistentes al tratamiento, al aumentar el flujo sanguíneo cerebral, generar nuevas neuronas y mejorar el metabolismo cerebral.

Los mismos procedimientos llevados a cabo durante estos ensayos clínicos han sido reproducidos por Aviv Clinics y se administran bajo los mismos estrictos protocolos, con apoyo cognitivo, físico y dietético adicional para los pacientes.

El programa de tratamiento avanzado e integral de Aviv Clinics ofrece a los pacientes una atención holística que permite tratar una variedad de síntomas relacionados con el síndrome post-COVID-19, el accidente cerebrovascular, la lesión cerebral traumática, la conmoción cerebral, la fibromialgia, el TEPT, la enfermedad de Lyme, o para mantener el rendimiento físico y cognitivo como parte del proceso de envejecimiento. Además del uso de la HBOT, el equipo médico de Aviv desarrolla un sólido programa de tratamiento individualizado para cada cliente, que incluye entrenamiento físico y cognitivo y un plan dietético.

El estudio completo está disponible aquí. Para obtener más información acerca de Aviv Clinics, acceda a aviv-clinics.com.

Aviv Clinics
Aviv Clinics es líder en el tratamiento del deterioro cognitivo y funcional relacionado con la edad y en las novedosas aplicaciones de la oxigenoterapia hiperbárica (HBOT) para maximizar el rendimiento humano. Basándose en una asociación exclusiva con el mayor centro de investigación y medicina hiperbárica del mundo, el Centro Sagol del Centro Médico Shamir de Israel, Aviv está introduciendo una red mundial de clínicas que ofrecen el eficaz Programa Médico Aviv, basado en pruebas. El tratamiento de dos a tres meses diseñado para mejorar el deterioro cognitivo y físico se basa en más de una década de investigación. Más de 1000 pacientes han sido tratados en todo el mundo bajo la dirección científica del doctor Shai Efrati, presidente del Consejo Asesor Médico de Aviv Scientific y director del Centro Sagol.

Contacto de prensa:
Erin Robertson-Davila
erobertson@uproarpr.com
904-716-4439

Fotos asociadas a este comunicado de prensa están disponibles en :

https://www.globenewswire.com/NewsRoom/AttachmentNg/e454e9c2-1426-4ea0-81ce-802f4d977bad

https://www.globenewswire.com/NewsRoom/AttachmentNg/18d3b725-f8a0-4194-b8a3-de70a44fd5d6

https://www.globenewswire.com/NewsRoom/AttachmentNg/b36362c0-9c7e-446f-ae0f-b7742a25d38a

https://www.globenewswire.com/NewsRoom/AttachmentNg/b2e503f9-d65c-470c-bcc1-3b45928eed1a